Uso de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y por motivos funcionales y estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cómo tener un e-commerce de éxito: los secretos para acertar con tu tienda online

Desde Digital Nature te ofrecemos las claves para que tu tienda online sea rentable y exitosa.


Las tiendas online han proliferado en los últimos años. Muchos empresarios se han dado cuenta de su potencial y han decidido adaptar negocios físicos al entorno de Internet; otros muchos emprendedores se han lanzado con una tienda online que no tiene ubicación física. Un ejemplo de negocio online es Máxima Limpieza, mayorista y líder en la venta y distribución de productos de limpieza industrial y profesional.

No obstante, tener un e-commerce no es sinónimo de éxito asegurado. Existen muchas tiendas que cometen diversos errores que les impiden alcanzar sus objetivos de venta, incluso con el mejor producto del mercado, e incluso si sus precios son competitivos. ¿Por qué? Veamos algunos puntos imprescindibles para conseguir una tienda online de éxito, que sea rentable en el tiempo y fidelice clientes.

  • Conoce tu mercado. ¿Qué vas a vender en tu e-commerce, y a quién? Es necesario un exhaustivo estudio de mercado, con el que sabremos la demanda que puede tener tu producto, cuál será tu competencia, qué restricciones puedes encontrar…

  • Atiende a los gastos de envío y los métodos de pago. Muchas tiendas online descuidan un aspecto tan importante como éste. Una gran cantidad de clientes se retiran del proceso de compra si consideran que la compra online no es rentable en comparación con una adquisición física, bien sea porque tienen que pagar demasiado por el envío o porque no estamos probando todos los métodos de pago que le faciliten la vida al usuario.

  • Ofrece rapidez, tanto en tu página, como en el proceso de compra y entrega. Una página que carga lenta no sólo desalentará al cliente de continuar con la transacción: también perjudicará tu posicionamiento. Asimismo, debemos cuidar que el número de pasos para encontrar los productos en la web o para pagar sea el mínimo posible, para no desperdiciar el impulso de compra del usuario. Por último, debes ofrecer un plazo de entrega que sea aceptable para el cliente, según el producto que vendas: una buena logística y la oferta de distintas opciones de envío, con precios distintos para los impacientes y los que pueden esperar, te asegurará el éxito en tus envíos.

  • Describe tus productos perfectamente. A nivel textual, los textos deben ser originales y propios. Debes equilibrar la optimización a nivel SEO con la consideración del usuario: elige el tono adecuado a tu público. Por otra parte, incluye siempre imágenes y/o vídeos de calidad y propios para que el cliente conozca el producto que va a comprar. ¿Imaginas ir a una tienda y no poder ver lo que vas a adquirir? Aquí sucede lo mismo. Además, el contenido multimedia mejora tu posicionamiento en buscadores.

  • Cuida a tus clientes. Ofrece confianza y seguridad desde el primer momento. Los potenciales clientes buscarán transparencia por parte de la tienda online. Asegúrate de tener un apartado tipo “Quiénes somos”, una página de Contacto con un teléfono fijo y un email, un diseño atractivo… Por otro lado, la atención al cliente es clave: el tiempo de respuesta debe ser mínimo, y la personalización y los detalles en tus comunicaciones y envíos generarán cariño por tu marca.

  • Apóyate en las estrategias de marketing digital que mejor se adapten a tu negocio y necesidades. Una buena estrategia SEO es necesaria, y ya hemos mencionado algunos aspectos que ayudarán a mejorar tu posicionamiento. También puedes apoyarte en publicidad digital o email marketing, pero recuerda: segmenta la publicidad al máximo para no molestar a los usuarios con productos o servicios que no les interesan.

  • Finalmente, no descuides los últimos aspectos tecnológicos: tu tienda online debe estar adaptada a móviles e integrada con redes sociales. Tanto el diseño responsive como el carácter social dan puntos, tanto de parte de Google, que mejorará tu posicionamiento, como de los usuarios: casi la mitad de ellos realiza compras directamente desde el móvil, y muchas de estas transacciones vienen de recomendaciones y anuncios en redes sociales.