Uso de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y por motivos funcionales y estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

LinkedIn para Empresas: ¿Cómo promocionar tu negocio en esta red?

¿Quieres conocer qué puede aportar LinkedIn a tu Empresa?


¿Qué es LinkedIn?

LinkedIn es un centro de negocios global. Nos gusta mucho comparar las principales redes sociales con espacios de la vida real, porque eso ayuda a las personas a comportarse de manera distinta en cada red y a entender de manera divertida la sociología de las principales redes sociales.

Así, Facebook sería el patio de vecinos, cercano y conocido, donde siempre hay sábanas tendidas y huele a tortilla la francesa. Twitter sería la actualidad, rabiosa y directa, de las noticias contadas por sus protagonistas. Pinterest vendría a ser un gran centro comercial de escaparates llenos de color y música ambiental. Y Google sería el Imperio, omnipresente y con un lado oscuro muy inquietante.

En este mapa, LinkedIn es un centro de negocios, uno de esos espacios de congresos que huelen a hotel, tienen colores neutros, y donde priman el minimalismo, la funcionalidad sobre el diseño y las superficies lisas y rectas. Desde luego, LinkedIn no es un espacio para la diversión: es un espacio para hacer negocios.

LinkedIn se basa en la teoría de los seis grados, donde se establece que todas las personas de este mundo estamos conectadas a través de otras hasta seis grados de distancia. Por ejemplo: tú conoces a alguien (un contacto de primer grado), que a su vez conoce a alguien (segundo grado), que a su vez conoce a alguien (tercer grado) y así sucesivamente, hasta el sexto grado.

LinkedIn permite realizar contactos hasta el tercero, aunque el verdadero potencial de esta red social está en el segundo grado: los amigos de tus amigos, la recomendación de toda la vida.

¿Cómo hay que comportarse en LinkedIn?

Muy sencillo. En LinkedIn deberías comportarte igual que te comportas cuando acudes a una reunión de negocios o a un evento en un centro de congresos: dispuesto a dejar la máxima cantidad de tarjetas posible, hacer provechosos negocios y establecer contactos profesionales que te permitan ampliar y mejorar tu empresa.

El protocolo en las formas es fundamental: no te comportas ni hablas igual que en el patio de vecinos. Debes tener educación, concreción y objetivos definidos antes de acudir a esa reunión.

Dicho de otro modo: ¿Para qué vas a tal o cual reunión? ¿Para qué quieres utilizar LinkedIn? Si no conoces la respuesta, no entres ni a uno ni a otro. Perderás el tiempo.

Estrategias Marketing Empresas

¿Qué son las páginas de empresa de LinkedIn y para qué sirven?

Las personas crean perfiles en LinkedIn que les representan como profesionales. Y luego, a través de esos perfiles profesionales, pueden crear páginas de empresa en LinkedIn.

La diferencia entre un perfil y una página es que en el perfil hablas como profesional y en la página hablas como marca o producto. Es decir: las páginas de empresa de LinkedIn son la representación de tu marca y tus productos en esta red social.

¿Para qué sirven las páginas de empresa de LinkedIn?

  • Para dar a conocer tu marca y los diferentes productos que ofrece en el mercado.
  • Para generar credibilidad y solvencia.
  • Para aprovechar tu red de empleados como prescriptores.
  • Para diferenciarte de la competencia.
  • Para que te encuentren como proveedor de servicios.
  • Para dar una imagen compacta de marca.

Tipos de página de empresa en LinkedIn

Hay dos tipos de página de empresa en LinkedIn: página de empresa y página de producto.

  • Página de empresa. Representa a tu compañía. Refleja tu marca, su prestigio y su peso en su sector. Cumple una función más de imagen que de venta. En marketing, la página de empresa es la que llamaríamos página de branding, y se correspondería con la página web general de la empresa.
  • Página de producto. Representa a los productos que vende tu marca. Cuando quieres vender, no vendes tu marca, vendes algo a alguien. Una página de producto muestra el producto o servicio concreto que ofreces, y debes dirigirla a un público objetivo determinado. Por tanto, debes orientarla más a la venta que al prestigio, con un lenguaje y acciones que inciten a la compra. Y, por supuesto, redactar tus productos o servicios utilizando las palabras clave con que tus clientes buscan en Google la solución a sus problemas o anhelos.

¿Trabajamos juntos en una estrategia de Marketing 360º para tu negocio?