Uso de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y por motivos funcionales y estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Qué es la publicidad programática


La publicidad programática es una forma inteligente de hacer publicidad online, donde los anunciantes pagan para que sus anuncios se muestren a su público objetivo en el medio y la hora más óptima.

La compra de publicidad programática está basada en el Big Data y se diferencia de la publicidad online tradicional en que lo importante ya no es la aparición del anuncio en un determinado sitio, sino la aparición de un determinado anuncio a la persona adecuada.

Para conseguir impactar a una audiencia personalizada, la compra de publicidad programática se basa en el sistema de pujas en tiempo real RTB (Real Time Bidding) que relaciona a los medios con los anunciantes y los usuarios.

Los medios ofrecen espacios publicitarios disponibles a los anunciantes.

Los anunciantes están dispuestos a pagar un precio más alto establecido en una puja para que sus anuncios solamente aparezcan a aquellos usuarios que tienen el perfil deseado (después de segmentarlos tras haberlos marcado mediante cookies y haber recopilado sus datos), mientras navegan en los diferentes medios.

Gracias a la compra programática, los usuarios reciben una publicidad más afín a sus intereses y gustos a tiempo real mientras navegan, lo que aporta una mayor interacción por parte del usuario con la publicidad, mejorando el ratio de clicks sobre el anuncio y derivando más tráfico.

Beneficios de la publicidad programática

La publicidad programática ofrece diferentes beneficios en comparación con los modelos más tradicionales de publicidad online:

  1. Segmentación por usuarios: Con la publicidad programática y el RTB Marketing, se consiguen filtrar los anuncios por el perfil de los usuarios. De esta forma, el anuncio no solo se muestra teniendo en cuenta el medio y el perfil, sino que también tiene en cuenta el comportamiento del usuario en el entorno digital.

  2. Sistema simplificado: Este proceso reúne a todos los agentes (plataformas, adserver, anunciantes, medios…) que participan en la campaña de publicidad online en un mismo sitio, facilitando el proceso de ejecución y ahorrando en tiempo, trabajo y dinero.

  3. Mejores tasas: Gracias a la segmentación por perfil de usuarios, los ratios de conversión (de click en anuncio) son mayores, permitiendo a los anunciantes obtener más tráfico de calidad y a los medios vender su espacio de una forma más optimizada.